Saltar al contenido

Aseate cómodamente con tu nueva Silla Ducha

Diseñadas para personas con movilidad limitada, las banquetas y sillas para ducha están pensadas para hacer que el proceso de bañarse o tomar una ducha sea mucho más sencillo. Brindan soporte y seguridad a los pacientes permitiéndoles así mantenerse aseados, sin importar la situación en la que se encuentren.

Es por eso que, si tienes a un paciente en estas condiciones, o conoces a alguien que requiera de un apoyo extra a la hora de bañarse, este artículo te interesa. Aquí te contaremos más sobre ellas y te daremos nuestra recomendamos de las mejores sillas de ducha ortópedicas del 2020.

¿Qué debo de tomar en cuenta al buscar una banqueta de ducha?

Existen algunos aspectos que debes de considerar al buscar alguna silla para ancianos o discapacitados, aunque son cinco en especial los que consideramos más importantes.

  1. Materiales: Son fundamentales a la hora de buscar este tipo de artículos. Esto debido a que dependiendo de los materiales será tanto la resistencia como el tiempo de vida de la misma. Las mejores están hechas con materiales a prueba de agua y corrosión.
  2. Capacidad de carga: No todos los equipos tienen la misma capacidad de carga. Considera qué, para las personas de mayor peso es necesario contar con una silla mucho más robusta.
  3. Ajustes: Considera también la capacidad de ajustar la silla y regular temas como la altura o el respaldo entre las características a buscar de la silla. De esta forma garantizará la comodidad del paciente a la hora de ducharse.
  4. Estabilidad: La estabilidad resulta ser lo más importante de toda silla para ducha. Buscar una silla estable es algo que debemos hacer obligadamente, para ello debemos de cuidar temas como las bases de goma, el diseño, así como los materiales, junto con otros elementos incorporados a la silla.
  5. Tamaño: Por último, considera el tamaño de la silla de ducha como una parte importante. Esto por dos razones, en primer lugar, porque del tamaño dependerá si la silla entra o no en tu baño. En segundo, por el soporte que la silla puede dar al paciente pues de nada sirve una silla pequeña para un paciente grande.

Análisis de las mejores sillas de ducha para personas mayores

Mobiclinic, Puerto, Silla o taburete de baño, de ducha, ortopédica, ayuda para baño para ancianos y discapacitados, antideslizante, altura regulable, respaldo, ergonómica, ligera
  • FACILIDADES PARA SU DÍA A DÍA: gracias a la silla modelo Puerto, podrá disfrutar de sus duchas o baños sin esfuerzos y con total seguridad y comodidad
  • SEGURIDAD Y ADAPTABILIDAD: sus patas cuentan con conteras de caucho antideslizantes, lo que garantizan la seguridad del usuario. Además, se pueden regular en altura adaptándose a las necesidades del...

Diseñada para ser ajustable, esta silla nos permite regular diversas funciones como por ejemplo la altura de las patas. De esta forma podemos adaptar a la perfección la silla de ducha a las características de nuestro paciente o nuestro familiar.

Cuenta con una construcción de aluminio, así como asiento y respaldo de PVC de alta resistencia. Cuenta con conteras de caucho antideslizantes para mayor estabilidad, las cuales, además, están hechas para no rayar la superficie cerámica de nuestra ducha o baño.

Posee 5 posiciones para regular la altura además de contar una capacidad de carga de hasta 135 kilogramos, aunque entre más altas estén las patas la silla resulta ser un poco más inestable. Por ello, recomendamos no usar la posición más alta de la silla con pacientes mucho más pesados.


PrimeMatik - Silla de Ducha Antideslizante Regulable en Altura con resposabrazos para Personas Mayores
  • Silla de ducha regulable en altura, con reposabrazos antideslizantes.
  • Estructura de aluminio de 1.25 mm de grosor.

Fabricada en materiales de alta resistencia, así como antideslizantes, el diseño de esta silla está pensada para ser bastante estable. Además, cuenta con recubrimientos especiales tanto para reducir la oxidación como para brindar mucho más confort, esto gracias a posee materiales que facilitan el agarre de los soportes de brazos.

Cuenta con patas regulables en cuanto a altura se refiere, aunque eso sí, no podemos regular ni el respaldo ni los reposabrazos. Su sistema de drenaje es de los más eficientes en el mercado lo que garantiza que el agua no se acumulará en la parte central aumentado su tiempo de vida.

Eso sí, considera el hecho de que la capacidad de carga no es la mejor ya que esta solo alcanza 110 kilos en capacidad de carga. Además, estas sillas están consideradas como una de las más pequeñas y portátiles del mercado adaptables a cualquier espacio.


Mobiclinic, Faro, Taburete de baño, Ayuda para baño para ancianos y discapacitados, Regulable, Antideslizante, Ergonómico, Ligero, Blanco
  • SÚPER LIGERA: el taburete ducha está fabricado en materiales que posiblitan que esta silla sea sencilla de desplazar sin tener que realizar sobreesfuerzos
  • RESISTENTE: los componentes de esta silla para ducha son duraderos y soportan el agua sin dañarse, otorgando ese plus de calidad que genera total confianza

A diferencia de las sillas de ducha anteriores, aquí podemos encontrar un asiento en forma de taburete diseñado para personas con movilidad reducida, pero en un bajo nivel. Este tipo de silla permite mayor movilidad a la vez que brinda soporte, estabilidad y seguridad además de comodidad.

Esta silla cuenta con patas de altura regulable las cuales están hechas para ser resistentes y estables complementadas por soportes de goma. Está hecha para cargar hasta 100 kilos

El poco espacio que ocupa, así como lo ligero de la misma la vuelven una gran opción, aunque debemos de considerar algunos puntos en contra. El primero es que puede llegar a ser más inestable en posiciones altas y el segundo es el hecho de que no posee ni reposabrazos ni respaldo al ser un taburete.


PrimeMatik - Silla de Ducha Antideslizante Regulable en Altura para Personas Mayores con Orificio
  • Silla de ducha regulable en altura.
  • Estructura de aluminio de 1.25 mm de grosor.

Diseñada bajo el concepto de silla simple, es decir, únicamente posee un respaldo, sin descansabrazos o soportes laterales. La forma curva de su asiento brinda mucho mayor confort además de que ayuda a darle mucha más estabilidad y soporte al paciente mejorando también el drenaje del agua.

Cuenta con patas regulables en cuanto a altura se refiere así como un centro de gravedad estable complementado por patas de goma. Todo esto hace que la silla sea una excelente opción para quienes buscan una silla de ducha que sea plegable, ligera y sobre todo no ocupe mucho espacio.

Eso sí, debemos de considerar algunos puntos negativos de la misma como el hecho de que solo soporta 100 kilogramos, además, conforme la vas haciendo más alta, la silla va perdiendo estabilidad. Todo esto lo debes de considerar al considerar qué silla de ducha debes comprar para tu paciente o familiar.


Ayudas dinamicas - Silla para ducha y w.c.
  • Silla de ruedas para baño económica fabricada en aluminio, es la solución económica para la higiene y el WC y para el traslado de personas con movilidad reducida.
  • El asiento es blando y queda a una altura de 48 cm que permite situar la silla directamente sobre la mayoría de inodoros

Considerada como la silla más completa del mercado, este modelo está diseñado para pacientes con una movilidad muy reducida. Destaca, en primer lugar, como silla para ir al baño pues se acopla a cualquier WC, y en segundo lugar como silla de ducha.

Gracias a su construcción en materiales ligeros, pero de alta resistencia, esta silla puede ocuparse para ambas tareas adaptándola tanto en el WC para que el paciente haga sus necesidades como en la ducha para que se asee. Además, cuenta con rueditas que hacen que mover al paciente sea mucho más fácil.

Considerada como una de las opciones más completas, esta silla te ofrece una gran robustez y seguridad. Eso sí, considera el hecho que después de meterla a la ducha debes de secarla. Además, uno de los puntos negativos más significativos es su precio alto.

Razones para comprar una silla de ducha

  • Podrán bañarse: A pesar de encontrarse con la movilidad limitada por una lesión, padecimiento, enfermedad o accidente, los pacientes requieren de un aseo constante para evitar que se generan más complicaciones. Una silla de ducha ayuda a que los pacientes puedan bañarse y así mantenerse limpios y contentos.
  • Mayor seguridad y confianza: Sin duda, usar una silla de ducha te dará dos cosas: seguridad y confianza. Seguridad de saber que tu paciente tendrá el apoyo que requiere para bañarse y confianza de saber que la silla resistirá. El paciente se sentirá más tranquilo y podrá bañarse sin problemas.
  • Son fáciles de guardar: Si bien la palabra silla, por si sola te puede hacer pensar en un objeto voluminoso, las sillas de ducha están diseñadas para ser lo contrario. Y es que su construcción está diseñada para hacer que sean prácticas y fáciles de guardar.

Debes saber que actualmente existen en el mercado una gran cantidad de opciones de silla de ducha. De esta forma podrás encontrar la que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente o al presupuesto de quien vaya a comprar la silla de ducha.

Última actualización el 2020-05-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados